Noticia seleccionada

Entrevista a Susana Rostagnol sobre su experiencia en la Modalidad 2 de Proyectos de Investigación e Innovación Orientados a la Inclusión Social

Con motivo de una nueva convocatoria a Proyectos de Investigación e Innovación Orientados a la Inclusión Social Modalidad 2 2018, cuyo objetivo es que los investigadores conozcan de manera profunda alguna característica central de un problema de inclusión social que ayude a su resolución, evalúen la efectividad de herramientas y estrategias, conozcan actores con capacidad de llevar a cabo el proyecto y aplicarlo, CSIC entrevistó a diferentes investigadores que tuvieron a su cargo proyectos Modalidad 2 y 1 para que nos cuenten su experiencia en la modalidad del llamado que se encuentra abierta en la actualidad y cómo la misma los ayudó para postularse a la siguiente fase de los llamados de Inclusión Social.

Susana Rostagnol es Dra en Antropología, docente e investigadora de Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación (FHCE) de la UdelaR, durante los años 2012 y 2016 coordinó dos Proyectos de Investigación e Innovación Orientados a la Inclusión Social: uno de ellos en la Modalidad 2 titulado “Explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes” (2012) y el siguiente, con el cual cumplió el ciclo completo de las dos fases del llamado “Explotación sexual comercial de adolescentes: en busca de soluciones” (2014) en la Modalidad 1.

-¿Cómo estuvieron conformados los equipos que llevaron adelante los Proyectos de Investigación e Innovación Orientados a la Inclusión Social en las Modalidades 2 y 1?

-Fueron equipos con una tendencia interdisciplinaria. En la primera etapa trabajaron antropólogas con formación de grado y de posgrado, antropólogas con posgrado en Ciencias Sociales, una trabajadora social que se encontraba haciendo un posgrado en Derechos Humanos de la Infancia y Violencia y una educadora social. Si bien el equipo cuenta con una fuerte base en la Antropología, se buscaron integrantes con experiencia y conocimiento en intervención social. En la segunda etapa -Modalidad 1- la educadora social no pudo continuar en el equipo y en su lugar ingresó una estudiante avanzada de Antropología, pero con experiencia en prácticas de intervención.

-¿Cómo surgió el interés por la temática?

-El interés por la temática “Explotación sexual de adolescentes” surge a través de la experiencia que una de las integrantes del equipo,Valeria Grabino, y yo, teníamos tras haber trabajado, varios años atrás, para UNICEF en una en una investigación sobre “Niños, niñas y adolescentes en situación de prostitución”. El resultado fue un libro: Historias sobre el Silencio, que resultó ser una investigación pionera en esa temática. Luego realizamos una segunda investigación sobre “Consumidores de Sexo con Adolescentes”, de modo que el interés ya estaba presente.

A partir de esas investigaciones habíamos tomado contacto con algunos agentes de la sociedad civil, en especial con el Comité Nacional para la Erradicación de la Explotación Sexual Comercial y no Comercial de la Niñez y la Adolescencia (CONAPEES). Tuvimos mucho contacto con ellos, y a través de ellos con el Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU). Tanto es así que las investigaciones previas a nuestra postulación al Programa Proyectos de Investigación e Innovación Orientados a la Inclusión Social habían sido muy bien recibidas en estos ámbitos; pero sentíamos que a nivel institucional había una excelente recepción de los trabajos, nos decían que eran muy buenos, que les servían, que se daban cuenta de muchas cosas que desconocían de ese tema que tenían que trabajar, pero luego no cambiaba nada en lo que ellos hacían. Ese fue uno de los motivos principales para presentarnos al programa; nos interesaba realizar una investigación, cuyo tema ya conocíamos, pero en diálogo con ellos, en articulación ellos, porque queríamos que los resultados fuesen apropiados por los actores sociales que intervienen; tanto aquellos que se encargan de la intervención directa, como los encargados de las políticas públicas que tienen que ver con la temática.

-¿Qué contribución supuso la realización de un proyecto Modalidad 2 para el trabajo del equipo? ¿Facilitó la posterior postulación a la Modalidad 1 del Programa?

-Para nosotras fue fundamental la postulación a la Modalidad 2 del Programa; nos permitió ponernos en contacto con la CONAPEES, contarles lo que queríamos hacer, discutir con ellos, y por eso fue útil presentarnos a esa Modalidad, para ir discutiendo lo que pensábamos e ir conociéndonos mejor; ese vínculo desarrollado durante la Modalidad 2, nos permitió entender y acercar las distintas formas de trabajo existentes en la academia y una Comisión Interinstitucional que trabaja con instituciones públicas con una intervención de la sociedad civil como de la que ellos forman parte.

También fue muy importante para la delimitación de nuestro objeto de estudio; nosotras en la Modalidad 2 hicimos un estudio exploratorio, que se sumó a lo que ya sabíamos de las investigaciones previas, y a través de ese estudio, muy dialogado con la CONAPEES, nos dimos cuenta que el universo de niñas y niños no tenía nada que ver con el universo de adolescentes. Ya veníamos pensando eso desde antes, pero el estudio exploratorio de alguna manera nos lo confirmó, y esa diferencia refiere tanto a lo que significa en la relación de la explotación sexual de la historia personal de niños y niñas, y en la historia personal de adolescentes. Son cosas que los marca de manera diferente y también es distinto desde el sentido que socialemente se le asigna al consumo de sexo con unos y otros: hay una sanción social generalizada para quienes tienen sexo con niños y niñas, pero no hay una sanción social generalizada para quienes tienen sexo con adolescentes. Ahí vimos que no queríamos trabajar con esos dos universos indistintamente y elegimos trabajar sólo con adolescentes, porque era la zona más gris. Digamos, no había duda que todo el mundo está en contra de quien consume sexo con niños y niñas, pero no en el otro universo, entonces nos interesó trabajar en el universo que parecía más gris por la misma delimitación. También los estigmas son diferentes para las y los adolescentes o para los niños y niñas.
Otro aspecto en que nos ayudó la postulación y posterior financiación en la Modalidad 2, antes de postularnos a la Modalidad 1 del Programa, fue que como nuestra experiencia de investigación previa a la postulación del Programa había sido en el área Metropolitana de Montevideo queríamos cubrir otros puntos del país; la Modalidad 2 nos permitió en ese estudio exploratorio ir a algunos lugares del interior y observar donde podía ser más interesante trabajar. No sólo, a nivel de estudio exploratorio, de cómo eran las modalidades de explotación sexual en esos lugares, sino también para contactarnos con los actores sociales locales que están en contacto directo con la problemática. Eso nos permitió ver donde teníamos mayor apoyo de los actores locales para trabajar.

Por último, presentar un proyecto a Modalidad 2 nos ayudó a tomar decisiones que tienen que ver con lo metodológico; la idea inicial de proyecto que teníamos antes era la de un proyecto con una Metodología que fuera de ”Investigación-Acción-Participativa”, eso teníamos un poco en la cabeza; ya a lo largo de la Modalidad 2, de esa interlocución con el CONAPEES, nos dimos cuenta que ese era un imposible, porque la relación que podíamos llegar a tener nosotras con los adolescentes en situación de explotación sexual era poca, no íbamos a poder modificarles su vida y tampoco era nuestra intención. Si íbamos a trabajar codo a codo con los actores sociales que estaban en contacto con ellos, entonces de ahí en adelante fuimos armando una estrategia metodológica que nosotras dimos en llamar “Investigación en diálogo”, porque fue constantemente en diálogo con los otros actores sociales, que no es que sea única, pero de alguna manera para nosotras fue original porque tuvimos que ir definiendo algo distinto a lo que habíamos pensado previamente. Todo eso fue logrado en la Modalidad 2, de modo que para nosotras fue muy imporante para definir el objeto de estudio, para definir los universos donde íbamos a estudiarlo y para ajustar la metodología que íbamos a llevar a cabo.

Las propuestas a Proyectos de Investigación e Innovación Orientados a la Inclusión Social Modalidad 2 2018 podrán presentarse a través de un formulario electrónico que estará disponible a partir del mes de febrero en la web de CSIC hasta el día 2 de Abril de 2018 a las 23: 59 horas.

Acceda a las bases del llamado haciendo click
Publicado el miércoles 3 de enero de 2018

Recursos multimedia vinculados con esta noticia